EFEMÉRIDES
 

¿Sabías cómo se fundó la ciudad de Monterrey?
Paulina Morales

1596

Diego de Montemayor decidió repoblar las regiones del Reino de León, desalojadas desde 1587.

Con doce compañeros, entre ellos algunos que habían seguido a Don Luis de Carvajal, se dirigieron a las tierras donde antes habían fundado la villa de San Luis.

Llegaron a un sitio lleno de nogales, con abundante agua corriente, buenas tierras de labor, minas de plata cercanas y lugar de paso para Tampico y Zacatecas.

Estos atributos los impulsaron a fundar en la ribera de los Ojos de Santa Lucía, valle de Extremadura del Nuevo Reino de León, una ciudad que nombraron Ciudad Metropolitana de Nuestra Señora de Monterrey, el día 20 de septiembre de 1596.

1612

Debido a las fuertes inundaciones, provocadas por las torrenciales lluvias que cayeron este año, se decidió cambiar a la población de la Ciudad Metropolitana de Nuestra Señora de Monterrey, de la ribera de los ojos de Santa Lucía a la parte más alta del lugar en donde se trazó de nuevo la Plaza Mayor, hoy plaza Zaragoza.

1613

Después de la muerte de Diego de Montemayor y de su hijo, el cual lo sucedió en funciones, se nombró gobernador del Nuevo Reino de León al general Agustín de Zavala. El gobernó desde Zacatecas, de donde mandaba dinero, víveres y herramientas hasta Monterrey.

1626

Los primeros treinta años de vida de la ciudad de Monterrey fueron muy difíciles. Sus habitantes estaban sometidos a los constantes ataques de los indios, quienes asolaban la región.

Además, la miseria alcanzaba a todos los vecinos de la villa porque la agricultura era muy incipiente y en forma periódica padecían sequías o inundaciones. Este año fue nombrado como gobernador del Nuevo Reino de León, Martín Zavala, hijo del general Agustín de Zavala.


1626

El gobernador Martín de Zavala llamó Villa de Cerralvo al poblado que era la ciudad de Monterrey, nombre que fue rechazado por los habitantes. Dos años más tarde, se restituyó el nombre y la categoría de ciudad a Nuestra Señora de Monterrey.

También se desató una gran rebelión de los indios, que duró diez años, y fue propiciada por las nuevas encomiendas o congregas de indios otorgadas a españoles y por el tráfico de esclavos. Esta situación hizo casi imposible el desarrollo económico de la región.

1637

Se fundó la villa de San Juan Bautista de Cadereyta. En estos años se produjo una corriente migratoria de españoles, mestizos e indígenas, proveniente de zonas agrícolas y ganaderas del centro de la Nueva España. La migración fomentó la economía agropecuaria de estas tierras así como nuevas tradiciones para diversas artes y oficios.

Surgieron las estancias ganaderas como propiedades de mayor tamaño y se introdujo los primeros rebaños de ganado menor. Se propició de este modo el surgimiento de obrajes de hilados y tejidos de lana.

1648

El gobernador Martín de Zavala se propuso durante su gobierno desarrollar la minería. Con este objetivo, intentó poblar las minas y repartir herramientas para que fueran trabajadas. Si bien la actividad minera creció, no alcanzó el nivel suficiente que permitiera sustentar el desarrollo económico de la región.

1688

Fueron descubiertas las minas de Boca de Leones, que dieron origen a los reales de San Pedro de Boca de Leones y de Santiago de las Sabinas. La explotación de las minas atrajo a mineros de San Luis Potosí, los cuales se establecieron en la región y aportaron su experiencia, iniciativa y recursos económicos. El fomento a la minería trajo consigo un renovado dinamismo al comercio.

1700

La característica de este periodo fue la inestabilidad política. Los indios seguían en rebelión debido a las congregas a las que no se querían someter. Esta situación amenazó seriamente con dejar despoblado otra vez el Nuevo Reino de León.

1715

Para resolver el continuo estado de guerra en la región, llegó a Monterrey Francisco de Barbadillo y Victoria, alcalde de corte en la ciudad de México, quien logró distribuir a los indígenas en diversos sitios, repobló misiones y decretó un protector de indios en cada una de ellas. Suprimió las congregas y, en cumplimiento de la Ley de Indias, devolvió a los indios sus tierras y su libertad. Barbadillo regresó a México en 1716.

1719

La inestabilidad política surge de nuevo y al ver el virrey que las cosas volvían al estado anterior en Monterrey, nombró a Barbadillo y Victoria gobernador del Nuevo Reino, cargo que ejerció hasta 1723. Durante su gobierno se calmaron los disturbios y se fomentó el establecimiento de indios tlaxcaltecas en la región de Linares.

1748

Hasta la primera mitad del siglo XVIII la población del Nuevo Reino de León decreció, a pesar del auge minero. En 1748, se estableció la colonia del Nuevo Santander, hoy Tamaulipas, y muchos de los habitantes de esta zona se trasladaron para allá.

1781

Empezó a funcionar el puerto de Soto la Marina, lo que abrió nuevas posibilidades al comercio de Monterrey.

1790

En este año se inauguró el llamado Palacio de Nuestra Señora de Guadalupe, obra que mandó construir fray Rafael José Verger y más tarde se conocería como El Obispado.


 
     
 
 
® Masalto.com es una Marca Registrada. Todos los derechos reservados.
Un Producto de DBrains Web Studio