Importancia de los músculos
Roberto Castro

El cuerpo humano posee cientos de músculos, cada uno de ellos está destinado a realizar un movimiento diferente.
Para lograr el movimiento del brazo, por ejemplo, está el bíceps, que permite doblarlo; el tríceps, que hace extender el antebrazo, o el deltoides, que levanta el brazo hasta la horizontal.

Para lograr los movimientos de la cara, en la cabeza están situados el músculo frontal, que permite levantar las cejas; el temporal, que es el encargado de levantar la mandíbula inferior, o los bucinadores, que permiten hinchar los carrillos.

En el tronco, por ejemplo, se encuentran músculos como el gran pectoral, los músculos abdominales y el gran dorsal.

Por último, para lograr el movimiento de las piernas se encuentran músculos como los gemelos, los aductores y el soleo.

En el movimiento de contracción los músculos tiran del hueso al que van unidos y le convierten en una auténtica palanca que hace posible el movimiento del cuerpo. En dicha palanca, el punto de apoyo es el lugar en que se fija el hueso; la potencia se ejerce en el punto de unión con el músculo contraído, y la resistencia, en el punto en que actúa el peso que ha de mover.

De la gran cantidad de músculos que tiene el hombre podemos destacar, por su importancia, los siguientes:

· cabeza
– frontal
– orbicular, de los párpados
– cigomático
– risorio
– bucinador
– orbicular, de los labios

· tronco
– pectorales
– trapecio
– esternocleidomastoideo
– deltoides
– oblicuos
– recto del abdomen
– serratos

· brazos
– bíceps
– tríceps
– pronador redondo
– supinador largo
– palmares

· piernas
– abductor mediano
– sartorio
– recto anterior
– vastos
– gemelos
– radial anterior
– sóleo
– flexor dedos
– extensor dedos





 
® Masalto.com es una Marca Registrada. Todos los derechos reservados.
Un Producto de DBrains Web Studio