El paleolítico
Iván López

Para el mejor entendimiento de las etapas por las que ha pasado la humanidad, los estudiosos han optado por dividir dichos periodos; y la Prehistoria no es la excepción, por lo que su estudio se comienza siempre por el periodo Paleolítico, que significa piedra antigua, también conocido como el periodo de la piedra tallada, pues fue en esta época cuando se desarrollaron las diversas técnicas para elaborar las primeras herramientas de piedra. El periodo Paleolítico ha sido la etapa más larga de la humanidad; comprende desde la aparición del hombre, hasta la revolución agrícola acaecida aproximadamente en el año 5000 a. C.

Actividades
Durante esta larga época, el hombre se organizó en hordas; dentro de ellas se organizaron grupos de cazadores, recolectores de vegetales y pescadores. Generalmente la horda consumía mamíferos pequeños, reptiles, algunas aves, pero también consiguieron cazar animales enormes como el mamut, el bisonte y el oso. El hombre dependía totalmente de lo que la naturaleza le pudiera ofrecer, por lo cual adquirió una forma de vida nómada y se vio obligado a recorrer enormes distancias en busca de alimento.

Organización social

El hombre primitivo tuvo grandes dificultades para sobrevivir, pues la naturaleza le imponía severas pruebas como los diversos fenómenos naturales que ahora podemos enfrentar sin mayor problema. Para sortear estos obstáculos naturales, el hombre tuvo que encontrar una forma de organizarse para poder aprovechar los recursos naturales y posteriormente conseguir el dominio absoluto de su entorno.
La primera forma de organización que creó el hombre fue la horda, que se conformaba de varios individuos nómadas que viajaban constantemente en busca de satisfacer sus necesidades básicas. De esta forma, trabajando en equipo, los primeros seres humanos lograron sobrevivir.
La horda siempre fue de pocos integrantes, que llevaban una vida promiscua, y establecieron fuertes dependencias entre ellos, lo cual motivó al surgimiento de la vida comunitaria, que con el tiempo derivó en la formación de sociedades.
En las hordas el trabajo se dividió por sexos: los hombres cazaban y las mujeres recolectaban vegetales. La comida la repartían entre los miembros de forma equitativa, por lo cual no existía ninguna diferencia social.

Forma de vida

Las hordas buscaron refugios al interior de cuevas o construían pequeños refugios con las pieles de los animales que casaban. Se sabe que durante el Paleolítico inferior el hombre consiguió dominar el fuego, lo que le dio la oportunidad de cocer alimentos y de ahuyentar a animales salvajes.

Las glaciaciones

Desde el periodo Pleistoceno y los comienzos de la era cuaternaria, el planeta experimentó fenómenos geológicos de gran magnitud, como fueron terremotos y erupciones volcánicas. Pero el que más influyo en el desarrollo del hombre fue el de las glaciaciones.
Se le conoce como glaciaciones a las etapas geológicas en que los hielos polares se extendieron hacia las zonas templadas, destruyendo gran parte de la fauna y la flora existentes. Por su parte, el hombre evitó su propia extinción mediante la emigración hacia las zonas ecuatoriales. Así, los hombres que vivían en Europa se vieron obligados a viajar a Asia, y posteriormente algunos grupos cruzaron el mar congelado en el Estrecho de Bering, y lograron llegar a América.
Los periodos glaciares fueron cuatro, alternados por periodos interglaciares, y tuvieron la siguiente duración:

Primer periodo glaciar: 600 000-540 000 años
Segundo periodo glaciar: 480 000-430 000 años
Tercer periodo glaciar: 240 000-180 000 años
Cuarto periodo glaciar: 100 000-10 000 años

Avances técnicos

Gracias a las rudimentarias tareas que el hombre desarrolló durante el periodo Paleolítico, tuvo la necesidad de crear algunas herramientas elaboradas con materiales poco finos, como la piedra, el marfil o las osamentas de algunos animales.
Las herramientas hechas a partir de piedra fueron elaboradas mediante el roce de éstas con otros objetos, obteniendo toda clase de utensilios destinados a facilitarles sus tareas.
Como la caza era indispensable para la subsistencia de la horda, se elaboraron varios tipos de armas, como hachas, lanzas y arpones. También se tiene conocimiento de que fabricaron algunas trampas para evitar el gran peligro que representaba la lucha cuerpo a cuerpo con animales grandes.

Manifestaciones culturales

Conforme los cambios climáticos se fueron acentuando, la vida se tornó cada vez más complicada, pues los animales migraban constantemente, además de que continuamente había escasez de provisiones. Pero en medio de las penurias del hombre paleolítico surgieron las primeras manifestaciones artísticas que se cristalizaron en las pinturas rupestres.
En las pinturas rupestres el hombre representaba escenas de la naturaleza, especialmente a los animales que cazaba, probablemente con fines mágicos para tratar de atraer a las presas.
Dichas obras de arte se concentraron especialmente en la zona geográfica llena de cavernas, a la cual se le denomina Franco-Cantábrica, la cual se ubica al sudoeste de Francia y noroeste de España. Las pinturas encontradas en el interior de las cavernas fueron elaboradas en zonas de muy difícil acceso, y en muchos casos se han encontrado restos de antorchas y otros objetos de utilidad inexplicable, por lo cual se ha llegado a la conclusión de que ya se efectuaban ritos.



 
® Masalto.com es una Marca Registrada. Todos los derechos reservados.
Un Producto de DBrains Web Studio