Los Triunviratos
Marsella Cruz

El descontento social de la República había tratado de ser solucionado por los senadores Mario y Sila, pero no fue sino hasta el año 60 a. C que tuvo que formarse el primer triunvirato integrado por Pompeyo, Craso y César, pero sin el apoyo del Senado. Muy pronto Craso murió en la guerra de Siria, César se fue a realizar la campaña de La Galia, mientras Pompeyo se erigió en único cónsul. Julio César unió su ejército en contra de Pompeyo quien huyó a Egipto en donde fue asesinado. César entonces ocupó Roma y se erigió como dictador perpetuo, hasta que más tarde fue asesinado por un grupo de senadores. A su muerte se formó el segundo triunvirato.

El asesinato de César trajo consigo otra crisis. Los conjurados querían el restablecimiento del Senado. La asamblea popular apoyaba a César y pedían un baño de sangre. Dos comandantes de César, Marco Antonio y Lépido controlaban al ejército. Marco Antonio llegó a un acuerdo con los senadores: declaró una amnistía y el Senado le dio su apoyo. César había declarado heredero a su sobrino Octavio, quien no tardó en reclamar su herencia. En 43 a. C. se formó un segundo triunvirato integrado por los jefes cesaristas Marco Antonio, Lépido y Octavio. Después de vencer a los republicanos Bruto y Casio en la batalla de Filipos pensaron aplicar de inmediato la política dictatorial de César, sin embargo este triunvirato también duró muy poco. Lépido abandonó las tareas de gobierno en el año 36 a. C. y Octavio venció a Marco Antonio y Cleopatra, quien había sido su aliada y reina de Egipto, en la batalla de Actium. Egipto entonces se convirtió en provincia romana y Octavio en emperador de Roma bajo el nombre de Augusto. Este es el inicio de la época imperial de Roma.



 
® Masalto.com es una Marca Registrada. Todos los derechos reservados.
Un Producto de DBrains Web Studio