Primera Comunión
Sylvia Villarreal de Lozano

La primera comunión es un evento muy importante y emotivo para el niño y su familia, por eso debemos tomar en cuenta la organización que este momento requiere y lograr así que la celebración sea inolvidable.

¿Qué significa?

La primera comunión es una celebración que se practica dentro de las familias católicas. La edad correcta para que los niños hagan su primera comunión es de los 7 a los 12 años, y significa recibir la sangre y cuerpo de Cristo simbólicamente, por primera vez.

¡A prepararse!

Actualmente la primera comunión se celebra de forma colectiva, de manera que un grupo de niños que asisten a la misma iglesia o colegio toman clases de catecismo juntos.

También se puede dar el caso que varios niños miembros de la misma familia, ya sean primos o hermanos, asistan al catecismo y realicen la primera comunión y la fiesta juntos; así también los gastos podrán ser compartidos.

Los padrinos y sus obligaciones

Los padrinos pueden ser personas que el niño eligió, pero por lo particular deben ser personas cercanas a él. No necesariamente tiene que ser una pareja; también se puede seleccionar sólo una madrina o un padrino.

Los padrinos tienen ciertas obligaciones hacia su ahijado. Además, se acostumbra que éstos regalen al niño ciertas cosas que utilizará ese día:

· Un libro de Misa.
· Una vela (decorada de acuerdo a la ocasión).
· Un rosario.
· El bolo, que debe llevar el nombre del niño, la fecha y el lugar donde será la comunión y los datos de los padres y padrinos.
· Una medalla o cruz.

El vestuario

El vestuario de los pequeños debe ser sencillo, sin olvidarnos de lo especial de la ocasión. Para los niños, un traje blanco muy sencillo o saco azul marino, pantalón gris, suéter cerrado blanco o camisa. Este vestuario es práctico porque le puede servir para otras ocasiones.

Para las niñas puede ser un vestido blanco. Debe ser sencillo, ya que la niña podría parecer una pequeña novia. Otra cosa que se debe evitar son los peinados elaborados. El vestido puede ser de telas como la organza, plumetí o batista bordada.

La invitación

Debes tener muy en cuenta a quienes piensas invitar, ya que puede llegar a faltar algo. La invitación la puedes hacer tanto personalmente como por teléfono y el invitado debe confirmar con anticipación su presencia, para que el anfitrión pueda planear el número de invitados.

La ceremonia religiosa y el festejo

La ceremonia religiosa por lo regular se celebra en la mañana alrededor de las 8 o 9, y después de ello algunas familias deciden dar un desayuno a los familiares más cercanos y amigos del niño.

Recordemos que lo más importante es celebrar la comunión, que significa recibir la sangre y el cuerpo de Cristo.

Hay que tomar en cuenta que la celebración es del niño, por lo que no debe haber más adultos que niños durante la fiesta.

Por lo general, la celebración se lleva a cabo en el jardín. Ahí se sirve el desayuno, y se puede organizar a las personas adultas en una mesa y a los niños en otras.

Lo mismo puedes hacer con el menú, elaborar platillos para las personas mayores y otro para los pequeños, que puede ser comida sencilla y de su total agrado.

Todo esto, como la convivencia del niño entre sus familiares y amigos, es muy importante; sin embargo lo esencial en la primera comunión es tomar conciencia y aprender a tener fe, amor y respeto hacia su religión.


Si quieres contactarte con la autora, ve a direccion@editoradelhogar.com.mx



 
® Masalto.com es una Marca Registrada. Todos los derechos reservados.
Un Producto de DBrains Web Studio