¿Dónde estábamos antes de nacer?
Redacción

Antes de nacer éramos como un granito en el cuerpo de nuestra madre. Ese granito creció, y se desarrolló hasta convertirse en un niño pequeñito.

Antes de nacer, todos los seres vivos existen en potencia en el cuerpo de los que han de ser sus padres. En efecto, en el aparato genital del hombre y de la mujer que serán el padre y la madre, existen dos tipos de células especializadas, infinitamente pequeñas.

La unión de esas dos células origina un minúsculo huevo que se desarrolla en el cuerpo de la mujer y que al cabo de nueve meses se convierte en el esperado niño.



 
® Masalto.com es una Marca Registrada. Todos los derechos reservados.
Un Producto de DBrains Web Studio